Gabriel García Márquez, el periodismo y el hoy.

<Doce cuentos peregrinos. Gabriel García Márquez.>

Doce cuentos peregrinos, son doce cuentos que García Márquez confesó haber terminado a lo largo de 18 años. Con esto se puede esperar que cada cuento tenga su singularidad y única esencia con la que García Márquez sabe deslumbrar a través de su imaginación y su habilidad para narrar en prosa historias cortas pero completas. El tema de estos cuentos, es la emigración de los Latino Americanos hacia Europa; la incertidumbre, la nostalgia, la impresión y la autenticidad de cada vida descrita en los cuentos. Algunos con ternura, algunos con amor, algunos con misterio… pero todos con simplicidad y magnitud a nivel Gabriel García Márquez.

foto-feb-23-10-57-13-am

             Su reconocido nombre a nivel internacional, no se debe a “Cien años de soledad,” novela con la cual ganó el Premio Nobel. Su fama es por la cantidad de trabajos literarios de toda índole que brindó al mundo, pero sobre todo, que brindó a América Latina. Pues no sólo escribía novelas y cuentos, entre sus muchas habilidades literarias, estaba el periodismo. Me parece muy relevante el argumento de estas doce historias que un gran periodista describe, con lo que hoy día asusta a la misma descrita raza Latinoamericana, pero en Estados Unidos. La visible discriminación, el racismo y la falta de integridad hacia las culturas, y diversas culturas, porque también los musulmanes sufren. Dentro de los cuentos, García Márquez escribe que “La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre.” Estados Unidos es un país de inmigrantes, de mestizaje, y no hay tal cosa como un estadounidense puro. Europeos, en todo caso, es la raza con la cual deberían sentirse más identificados. Es poco inteligente separar las raíces de un país que nunca ha tenido autenticidad de raza, y es poco inteligente pensar en un poder supremo en base al color de la piel, o en base a la religión preferida. Pero es muy inteligente, y muy valiente, que el pueblo se levante contra sus gobiernos cuando no hay justicia y coherencia.

              Procuro siempre leer el periódico de mi Universidad, para estar enterada de lo que pasa en la comunidad y desgraciadamente, para entender las atrocidades que se avecinan para este país, país de inmigrantes, en manos de un egocéntrico ignorante con poder legal. Me gustaría pensar que el periodismo, siendo parte de la libertad de prensa, no muera junto con la esperanza de una sociedad íntegra y diversa en todos sus aspectos.

  Manos literarias 26/02/2017