Imaginación Argentina

“El Aleph” de Jorge Luis Borges

“Bestiario” de Julio Cortázar

Ambos libros, una recopilación de pequeños cuentos que reslatan en su genialidad, la imaginación argentina de dos autores con estilos distintos del siglo XX.

El Aleph, entre las obras más distinguidas (si no es que la más distinguida) de Borges, expresa la imaginación filosófica inigualable del autor y en muchos de los cuentos la mezcla de ésta en contextos históricos de ámbito griego, religioso o existencial. En estos cuentos no hay gusto gris, es decir, blanco o negro, o te gusta o no te gusta. Pueden ser confusos y hasta a veces un poco aburridos, pero sin duda con extraordinaria inteligencia y plena dominación de la palabra. El Aleph por supuesto, es el último cuento, de ilusión y el más grande de todos.

Bestiario fue la primera obra de Cortázar en la cual firmó con su auténtico nombre, Julio Cortázar. Estos cuentos, de índole fantástica dentro de lo cotidiano, dejan muchas veces los finales inconclusos, con razones o detalles indefinidos, que es lo que le da a esta obra, una relación única entre autor y lector. Desde inventar animales hasta mostrar paranoia en lo que pudo hacer un cuento de amor, es la variedad de temas que transmite con cada uno de sus cuentos, uno más diferente (y por ende más legítimo) que el otro.

Definitivamente Borges y Cortázar fueron grandes autores de la Argentina, pero que con su propio estilo, supieron mostrar dos lados distintos de la imaginación; la filosófica y la fantástica.Foto Mar 26, 1 22 03 PM

Manos literarias 26/03/2017